MÉXICO

LEY FEDERAL DE COMPETENCIA

Capítulo I

Disposiciones Generales

ARTÍCULO 1.– La presente ley es reglamentaria del artículo 28 constitucional en materia de

competencia económica, monopolios y libre concurrencia, es de observancia general en toda la

República y aplicable a todas las áreas de la actividad económica.

ARTÍCULO 2.– Esta ley tiene por objeto proteger el proceso de competencia y libre

concurrencia, mediante la prevención y eliminación de monopolios, prácticas monopólicas y

demás restricciones al funcionamiento eficiente de los mercados de bienes y servicios.

Para efectos de esta ley, se entenderá por Secretaría, la Secretaría de Comercio y Fomento

Industrial, y por Comisión, la Comisión Federal de Competencia.

ARTÍCULO 3.– Están sujetos a lo dispuesto por esta ley todos los agentes económicos, sea que

se trate de personas físicas o morales, dependencias o entidades de la administración pública

federal, estatal o municipal, asociaciones, agrupaciones de profesionistas, fideicomisos o

cualquier otra forma de participación en la actividad económica.

ARTÍCULO 4.– Para los efectos de esta ley, no constituyen monopolios las funciones que el

estado ejerza de manera exclusiva en las áreas estratégicas a que se refiere el párrafo cuarto del

artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Sin embargo, las dependencias y organismos que tengan a su cargo las funciones a que se refiere

el párrafo anterior, estarán sujetos a lo dispuesto por esta ley respecto de actos que no estén

expresamente comprendidos dentro de las áreas estratégicas.

ARTÍCULO 5.– No constituyen monopolios las asociaciones de trabajadores constituidas

conforme a la legislación de la materia para proteger sus propios intereses.

Tampoco constituyen monopolios los privilegios que por determinado tiempo se conceden a los

autores y artistas para la producción de sus obras y los que para el uso exclusivo de sus inventos,

se otorguen a los inventores y perfeccionadores de alguna mejora.

ARTÍCULO 6.– Tampoco constituyen monopolios las asociaciones o sociedades cooperativas

que vendan directamente sus productos en el extranjero, siempre que:

2

I. Dichos productos sean la principal fuente de riqueza de la región en que se produzcan o no

sean artículos de primera necesidad;

II. Sus ventas o distribución no se realicen además dentro del territorio nacional;

III. Su membresía sea voluntaria y se permita la libre entrada y salida de sus miembros;

IV. No otorguen o distribuyan permisos o autorizaciones cuya expedición corresponda a

dependencias o entidades de la administración pública federal; y

V. Estén autorizadas en cada caso para constituirse por la correspondiente a su domicilio social.

ARTÍCULO 7.– Para la imposición de precios máximos a los productos y servicios que sean

necesarios para la economía nacional o el consumo popular, se estará a lo siguiente:

I. Corresponde en exclusiva al Ejecutivo Federal determinar mediante decreto cuales bienes y

servicios podrán sujetarse a precios máximos: y

II. La Secretaría, sin perjuicio de las atribuciones que correspondan a otras dependencias,

determinará, mediante acuerdo debidamente fundado y motivado los precios máximos que

correspondan a los bienes y servicios determinados conforme a la fracción anterior, con base en

criterios que eviten la insuficiencia en el abasto.

La Secretaría podrá concertar y coordinar con los productores o distribuidores las acciones que

sean necesarias en esta materia, sin que ello se entienda violatorio de lo dispuesto por esta ley,

procurando minimizar los efectos sobre la competencia y la libre concurrencia.

La Procuraduría Federal del Consumidor, bajo la coordinación de la Secretaría de Comercio y

Fomento Industrial, será responsable de la inspección, vigilancia y sanción, respecto de los

precios máximos que se determinen conforme a este artículo, de acuerdo con lo que dispone la

Ley Federal de Protección al Consumidor.